Category: 1930’s


>Aguila O Sol

>

Título Original – Aguila O Sol
Año – 1938
Director – Arcady Boytler
Elenco – Mario Moreno “Cantinflas”, Manuel Medel, Margarita Mora, Marina Tamayo, Luis G. Barreiro
En un mismo día son dejados en la puerta de un asilo de monjas, con sendas cartas, los bebés Carmelo y Adriana Águila, hijos de rica familia, y Polito Sol, hijo de pobres. Pasados doce años los niños huyen del lugar y se ganan la vida en la calle vendiendo periódicos y lotería.

Don Hipólito, padre de Polito, se enriquece con la lotería y busca a su hijo, a quien no reconoce cuando éste le vende un periódico. Pasados los años los tres abandonados se dedicarán al espectáculo en busca de fortuna.
 
 


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – The Great Ziegfeld
Año – 1936
Director – Robert Z. Leonard
Elenco – William Powell, Myrna Loy, Luise Rainer, Frank Morgan, Fannie Brice, Virginia Bruce
Ganadora del Oscar 1936 a la Mejor Película
El gran Ziegfeld podría haber sido una gran película, pero desgraciadamente por culpa de un guión insuficiente hoy sólo es conocida por haber ganado varios Oscars, lo que es una lastima ya que su primera parte (el film está divido en dos con un interludio que separa ambas partes) se podría definir casi como magistral y es donde se relata el incipiente arribismo de Ziegfeld y su pasión por la belleza y las mujeres y todos los acontecimientos que le llevaron hasta crear los Ziegfeld Follies. Es en esta primera mitad donde también aparece el personaje de Luise Rainer recreando a Anna Held (primera amante de Ziegfeld) que dota de gran brío a la historia gracias a su comicidad y su excelente interpretación (premiada con un Oscar a la mejor actriz por mucho que su papel sea de reparto).
Es cuando llega la segunda mitad, cuando todo pierde interés, algo debido en cierto modo a la aparición de los interminables números musicales de las Follies que si bien son deslumbrantes, tampoco aportan nada ni hacen que la historia avance, aunque también es cierto que la historia se hunde en el momento en el que desaparece Luise Rainer para dar paso a una simplemente correcta Myrna Loy interpretando a Billie Burke, la primera esposa de Ziegfeld. Quizás lo único interesante de esta segunda mitad sería la aparición de la archifamosa Fanny Brice haciendo de si misma (en 1968 Barbra Streisand saltaría a la fama al protagonizar la biografía de Brice en Funny Girl), pero poco más. Por último destacar la excelente interpretación de Frank Morgan como Jack Billings, el eterno rival de Ziegfeld y su único amigo. (Almacy: Filmaffinity)

 
Trailer en Youtube     Enlace Emule


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – Cimarron
Año – 1931
Director – Wesley Ruggles
Elenco – Richard Dix, Irene Dunne, Estelle Taylor, William Collier Jr., Nance O’Neil, Edna May Oliver
Ganadora del Oscar 1931 a la Mejor Película
Tras la Paramount, Metro y Universal, en 1931 le llega el turno de los oscar a la RKO. Se trata de una gran producción que narra, a lo largo de cuatro décadas, la consolidación del Estado de Oklahoma, combinando drama, comedia y western. Es muy posiblemente la película más ambiciosa de la RKO hasta la llegada devastadora, dos años después, de King-Kong.

La guía argumental que sigue la película para contar esa epopeya es la historia del periodista y abogado Yancey Cravat, personaje de ficción que encarna los aspectos más insobornables del individualismo americano. Defensor de las minorías, adicto a las fronteras desconocidas y a todas las guerras que cree justas, es un carácter tremendamente atractivo, que termina confundiendo integridad con integrismo. “Cimarron” es, sobre todo, un canto a los individualistas que hicieron de su vocación un dogma.

El inicio es célebre y da la medida de lo que pretendió el estudio con “Cimarron”: el legendario y espectacular “land rush”, la carrera que el gobierno federal organizó entre miles de colonos para repartir la tierra virgen que le había arrebatado a los indios. Cinematográficamente no me parece gran cosa, salvo por la curiosidad de ver a un inmenso ejército de extras a caballo filmados por multitud de cámaras. Más que cualquier cosa, “Cimarron” es la prueba por defecto de que, como escribió Borges, “la fotografía oblicua de un botellón, de una cerviz de toro o de una columna, es de un valor plástico superior a la de mil y un extras de Hollywood”.

Hay otros momentos más acertados. Por ejemplo, la llegada a la recién erigida ciudad de Osage de la familia Cravat, en una primera toma de contacto con el colorista ambiente fronterizo; la multitudinaria celebración religiosa que Yancey oficia; o el enfrentamiento mortal entre Cravat y “The kid”, con un diálogo final digno de un western de altura.

Pero lo peor de “Cimarron” es su actor principal, Richard Dix. Un personaje como Yancey Cravat exigía una composición mucho más profunda y sutil. Dix, intérprete en su día famoso y hoy olvidado, no parece haberse enterado de que el cine mudo era ya historia. Una enseñanza importante que se saca sin duda de “Cimarron”.

Antes que “Cimarron”, hay un buen número de obras maestras que podrían haber sido la película del año 1931: “Fatalidad” de Von Sternberg, “Dr. Frankenstein” de Whale, “City Streets” y “El hombre y el monstruo” de Mamoulian, “La Calle” de King Vidor y “Tabú” de Murnau. Aunque mi voto sería sin dudarlo para “Luces de la Ciudad” de Chaplin. (Bervizier: Filmaffnity)

 
Trailer en Youtube     Enlace Torrent


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – A Night At The Opera
Año – 1935
Director – Sam Wood
Elenco – Groucho Marx, Harpo Marx, Chico Marx, Margaret Dumont, Kitty Carlisle, Allan Jones, Sig Ruman
“Una noche en la ópera” es, esto nadie lo discute, un gran clásico. Pero, ¿qué es un clásico y qué películas lo son? Un clásico es aquella película que, por mucho que pasen los años, nunca pasa de moda, nunca envejece. ¡Tantas y tantas películas han sido incapaces de resistir el paso de los años…! No así este filme de los Marx, que conserva como pocos toda su frescura, toda su originalidad. Es realmente sorprendente que en 75 años no haya envejecido nada, que sus gags no hayan perdido en absoluto su gracia. ¡Ya le gustaría a Chaplin…!

Esta película es, y que me perdonen los aficionados a Chaplin, Wilder o Allen, la mejor comedia y una de las mejores películas de la historia del 7º arte. Los siempre geniales hermanos Marx superaron a “Sopa de ganso” y consiguieron su obra más redonda en todos los aspectos, y por supuesto, la más divertida. Escenas como la del camarote, la de los falsos aviadores, la de las camas…pasarán a la historia como algunas de las más divertidas y alocadas. Las interpretaciones, especialmente la del siempre genial Groucho, y la de Margaret Dumont, son magistrales, consiguiendo así una continua carcajada por parte del espectador.

Recomiendo verla a cualquiera que quiera pasar 94 divertidísimos minutos de auténtico cine. Esto es una comedia y no lo que se hace ahora. (Guille: Filmaffinity)

 
 


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – You Can’t Take It With You
Año – 1938
Director – Frank Capra
Elenco – James Stewart, Jean Arthur, Lionel Barrymore, Edward Arnold, Mischa Auer, Ann Miller
Ganadora del Oscar 1938 a la Mejor Película
“Vive como quieras” es una joya de película, es un dulce para el espíritu, una caricia en el corazón, un rayo de luz para la razón.

Es un rayo de luz para la razón porque, en este mundo en el que vivimos, en el que la felicidad depende de  acumular bienes que no nos satisfacen, que nunca nos saciarán; aquí, en esta película, nos sugieren dejar de perseguir espejismos; nos disuade de creer cada día que si corremos un poco más un día alcanzaremos nuestra sombra; o de intentar en vano, una y otra vez llenar un saco sin fondo.

Es una caricia para el corazón porque nos anima a buscar la anhelada felicidad en las cosas próximas como en un trabajo que nos satisfaga, -aunque no podamos abultar una cuenta bancaria para comprar cosas banales, que una vez adquiridas dejan de tener el valor que le atribuimos-, nos sugiere cuidar unas relaciones personales más afectivas y auténticas, como es la familia, los amigos y los vecinos. No necesitamos de los compromisos, la apariencia o el halago, solo hemos de atrevernos a vivir como queramos, de forma más auténtica, según nuestro profundo sentir.

Esta película es un dulce para el espíritu, porque nos hace pasar una agradable velada al reconciliarnos con nosotros mismos. Esta película es pues, repito, una auténtica joya. (Bonifacio: Filmaffinity)

 
 
Trailer en Youtube     Enlace Torrent


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – Mutiny On The Bounty
Año – 1935
Director – Frank Lloyd
Elenco – Charles Laughton, Clark Gable, Franchot Tone, Herbert Mundin, Eddie Quillan, Dudley Digges
Ganadora del Oscar 1935 a la Mejor Película
Cuesta mucho trabajo darle la suficiente magnitud a una película que tiene más de 70 años, pues en verdad que quizás sea bastante injusto en catalogarla como sólo buena, pero creo que es el calificativo que mejor se ajusta al filme.

Filme ganador del Oscar a mejor película, y es extraño que lo haya logrado siendo una cinta de aventuras neta. En la cinta se muestra cómo las leyes marítimas eran injustas, donde la tripulación era maltratada a niveles infrahumanos. La tiranía y el despotismo de los que ejercen el poder contra aquellos que deben obedecer. El filme aborda una historia de iniquidades, maltratos hasta el límite del asesinato. El concepto del abuso del poder está magníficamente retratado en el Capitán William Bligh, interpretado por un estupendo Charles Laughton, quien compone un personaje repulsivo y autoritario, que insensiblemente hará estragos con sus súbditos haciéndoles padecer todo tipo de torturas si no cumplen con sus órdenes. Me ha parecido realmente una actuación de antología, y a ella le puedo sumar las interpretaciones de Clark Gable y Franchot Tone. Juntos constituyen un excelente trío en los protagónicos.

Durante el filme vivimos intensas aventuras en un viaje en barco, donde se producen abusos de autoridad que llevan a la tripulación a una rebelión para acabar con tanta injusticia y maltratos. La película se va haciendo más emocionante a medida que las variantes del filme van adoptando ideales de libertad y la búsqueda de acabar con la opresión sin importar las consecuencias que ello puede acarrear. Por momentos, uno logra la suficiente empatía con quienes son subyugados y el filme sirve como propuesta dramática reflexiva y al mismo tiempo se respira deseos y anhelos por lograr una calidad de vida mejor donde se pueda convivir respetando los derechos básicos del ser humano.

Gran filme que combina aventura y dramatismo, una cinta que goza como dije de excelentes actuaciones, una magnífica puesta en escena y ambientación, a lo que se le suman unos bellos ideales de pacifismo y equidad que no pecan de utópicos en ningún momento. (Betomovies: Betomoviesyelcine.blogspot.com)

 
Trailer en Youtube     Enlace Torrent


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – The Life Of Emile Zola
Año – 1937
Director – William Dieterle
Elenco – Paul Muni, Henry O’Neill, Joseph Schildkraut, Gale Sondergaard, Gloria Holden, Donald Crisp
Ganadora del Oscar 1937 a la Mejor Película
Debo decir que esta es una de las mejores películas que he visto. No ha sido ninguna sorpresa constatar que obtuvo el Oscar de 1937 a la mejor película, así como el Oscar al mejor guión y al mejor actor secundario (Joseph Schildkraut) por su papel del Capitán Alfred Dreyfuss.
Quizás el que se trate de una película biográfica sobre un escritor y pensador francés haga pensar a algunos que se trata de una película aburrida. ¡Nada más lejos de la realidad! Todo lo contrario. La vida de Emile Zola consigue mantenernos absolutamente absortos ante la pantalla constatando que la vida real, en muchas ocasiones, supera con creces a la ficción y esta es una de ellas. Que la vida de este “parisien” fue de todo menos rutinaria y que significó un golpe en la conciencia del pueblo francés.

La película es un canto a la verdad, al tesón, a la perseverancia, a la creencia en la justicia y por encima de todo al honor de Francia y de sus gentes. Y no es un ataque al ejército ni a las fuerzas armadas del país galo, porque Zola nunca atacó las instituciones sino la corrupción de algunos militares.

Del reparto quisiera destacar también a Donald Crisp y a Paul Muni. A Donald Crisp seguro que lo recuerdan por su papel en ¡Que verde era mi valle! que le valió un merecido Oscar. Pues aquí ya apuntaba muy buenas formas y su papel como abogado defensor está lleno de fuerza, garra y buen hacer. Lo de Muni son palabras mayores. Perdió el Oscar frente a Spencer Tracy ese año pero seguro que ganó una legión de seguidores porque su interpretación es magnífica, de las de punto y aparte. Su lectura del “Yo acuso” es absolutamente genial y su discurso en el juicio maravilloso. Y su guiño al retrato de Paul Cezanne habla por si mismo. (Father Caprio: Filmaffinity)

Trailer en Youtube     Enlace Torrent


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – It Happened One Night
Año – 1934
Director – Frank Capra
Elenco – Clark Gable, Claudette Colbert, Walter Connolly, Roscoe Karns, Jameson Thomas
Ganadora del Oscar 1934 a la Mejor Película
“Uno de los títulos míticos de la comedia de los años 30, pese a que, en comparación con las obras maestras de Howards Hawks, adolece de cierta falta de ritmo. No obstante, una magnífica película con unos adorables Clark Gable y Claudette Colbert, dos personajes condenados a pasar una noche juntos. Las chispas que despiden sus encuentros se convierten en inevitables sonrisas en la cara del espectador. Disfrútela”. (Daniel Andreas: FILMAFFINITY)

“Primera película en obtener el Oscar en las cinco categorías principales (Película, director, actor (Clark Gable), actriz (Colbert)), guión adaptado, “Sucedió una noche”, basada en un argumento extraído de la revista Cosmopolitan, fue un gran éxito de la época. Además encumbro a la -hasta entonces secundaria- productora Columbia Pictures al club de las llamadas Majors -grandes productoras-, junto a la Paramount, Warner Bros., MGM, Universal y la Fox”. (FILMAFFINITY)

 


Envíalo a Keegy.com

>King Kong (1933)

>

Título Original – King Kong
Año – 1933
Director – Merian C. Cooper & Ernest B. Schoedsack
Elenco – Fay Wray, Robert Armstrong, Bruce Cabot, Noble Johnson, James Flavin
Cuando una película realizada hace 77 años consigue captar plenamente nuestra atención y mantenernos absortos ante el televisor, eso quiere decir algo. Es un fenómeno que no resulta nada fácil entender y mucho menos explicarlo.

Yo mismo me asombro cómo, después de haber conocido ampliamente la fauna antediluviana de Spielberg en Jurasic Park, aún me impacte este desfile de dinosaurios, serpientes gigantes y pseudos monstruos del lago Ness. Desfile sin apenas adornos y con unos efectos fotográficos absolutamente trabajados pero en blanco y negro, no lo olvidemos. Y tampoco disminuye mi capacidad de sorpresa, aun después de las incontables veces que habré visto la mano de tamaña bestia sujetar dulcemente a la bella. Y me tienen que llamar dos veces, cuando estoy extasiado ante la escena irrepetible, por mucho que la hayan repetido, del Empire State Building, aviones y manotazos incluidos.

Es King Kong. La película que se hace nueva cada vez que se vuelve a ver. Es, por poner un símil, como esos comics aventureros de Tintín, que te apasionan y te seducen todas y cada una de las veces que se leen. Lo que importa no es como termina, eso lo saben incluso los que no han visto la película. Hasta el proverbio árabe lo anuncia. Lo importante es la aventura. Lo que importan son las peripecias, la empalizada gigante, el baile de los indígenas, los rituales, el misterio de la selva, el pánico, el heroísmo. Lo importante es la música. Lo importante es Fay Wray, tan imitada y tan única.

Al final, acabo por concluir que mientras siga viendo King Kong con los ojos muy abiertos y con las capacidades sorpresivas poco deterioradas, podré seguir sintiéndome niño. Una especie de niño grande, tipo King Kong y con experiencias acumuladas de todo tipo. Pero niño en definitiva. Y en los tiempos que corren, en que nos acorazamos por dentro y por fuera, también tiene su valor… (Father Caprio: Filmaffinity)

 


Envíalo a Keegy.com

>

Título Original – Top Hat
Año – 1935
Director – Mark Sandrich
Elenco – Fred Astaire, Ginger Rogers, Edward Everett Horton, Helen Broderick, Erik Rhodes
En una década como la de los 30, las películas de Fred Astaire y Ginger Rogers fueron una auténtica bocanada de aire fresco y un documento excepcional de la época. Esta en concreto es una película redonda, con un guión divertido y sobre todo unos números geniales dignos del maestro Fred Astaire y su carismática pareja. Todo es sencillamente perfecto. Glamour, romanticismo y arte se respiran entre danzas y músicas inolvidables. A destacar la presencia del siempre eficaz Edward Everett Horton. “Sombrero de copa” es un film atemporal para todo tipo de público. (Grace: Filmaffinity)

 


Envíalo a Keegy.com